X JAPAN en The SSE Arena, Wembley - Parte 1

reportaje - 17.05.2017 01:20

Un año más tarde de lo planeado, X JAPAN recuperó el tiempo perdido sobre un espléndido escenario.

En febrero de 2016, X JAPAN, fundadores del visual kei, se vio forzada a posponer un concierto muy esperado en el London’s SSE Arena, en Wembley, luego de que PATA, su guitarrista, cayera repentinamente enfermo. En la fecha de la postergación, el evento X DAY se reagendó para llevarse a cabo casi en la misma fecha pero un año más tarde, el 4 de marzo. Para satisfacción de muchos, en esta segunda oportunidad la banda, afortunadamente, logró presentarse.

Al dar un vistazo general al auditorio antes del puntapié inicial, quedó claro que para muchos estar en el concierto equivalía a un acto de peregrinación. Dejando a un lado la gran cantidad de japoneses presentes, había fans con banderas de Rusia, Portugal y Eslovaquia amarradas sobre sus hombros. También había cosplays que representaban cada una de las etapas de la carrera de X JAPAN, entre los que se podían ver varios cortes de cabello como el de hide en “pink spider” y chaquetas de nieve amarillas.

Tal como se anunció, el X DAY comenzó con una proyección de una hora de “We are X”. Esta versión reducida se centró en el pasado y presente de los miembros de X JAPAN, así como en la amplia trayectoria de la banda. La transición entre esta película y el concierto se realizó con maestría. Al terminar el filme, su título parpadeó en la pantalla, con lo que todo el público comenzó a corear “We are X!”.

Al mismo tiempo, la introducción sintetizada de Rusty Nail comenzó a tronar en los altoparlantes del estadio y la pantalla se alzó, tal cortina temporal de teatro, para revelar a X JAPAN ya de pie en el escenario. YOSHIKI estaba parado sobre una plataforma más alta con su batería y piano de cola, mientras sus compañeros de banda estaban formados adelante. En medio de una tormenta de luces y láseres verdes, una voz gutural realmente extraña presentó a la banda: “ToshI. HEATH. PATA. SUGIZO. TAIJI. hide. YOSHIKI”.

Con todo el recinto de pie, la banda fue de lleno con Rusty Nail. Engalanado con sus distintivas gafas oscuras, una chaqueta de cuero llena de puntas metálicas y una camisa decorada con una calavera de cristales, ToshI brilló, literalmente, bajo los focos al hacer que su voz llevara los altoparlantes a sus límites con una nota especialmente sostenida en el interludio. En el coda, el cantante se paró con un pie sobre su monitor con aire autoritario, lo que llevó a varios miles de voces a corear “hoi!”.

“¿Qué tal, Londres?”, gritó ToshI, antes de que la banda pasara con un suave fluir a Hero, una canción creada inicialmente por el proyecto alterno de YOSHIKI, Violet UK, para la película “Saint Seiya: LEGEND of SANCTUARY”. Pese a que la canción tiene un corte más suave que muchos de los números pesados de X JAPAN, YOSHIKI logró desenfrenarse de igual forma en el coda, dando fin a una batalla en su batería con tres potentes golpetazos en los platillos.

“¡Por fin estamos aquí, Wembley!”, gritó ToshI. “Hemos esperado este momento por mucho, mucho tiempo”.

“Esta noche tocamos con TAIJI y con hide”, proclamó YOSHIKI, saliendo de detrás de la batería para pasearse en el escenario. El público dio a gritos su aprobación.

“Londres, ¡déjame escucharte gritar!”, exclamó ToshI, YOSHIKI retomó su lugar justo para JADE. Durante esta fiera rendición casi literal, columnas de fuego se dispararon desde la parte frontal del escenario en diversas direcciones. En el coro final ToshI dejó de cantar y, extendiendo el micrófono hacia el público, los hizo cantar a ellos solos.

“¿Se encuentran bien?”, preguntó, cuando los demás dejaron el escenario y quedaron solo el baterista y él. “¿Quieren escuchar la voz de YOSHIKI?”

“¿Dónde está PATA?”, preguntó el baterista mientras bajaba los peldaños de su podio con una gabardina plateada puesta sobre su torso desnudo, se posó sobre el monitor de ToshI. “¿Alguien puede traer a PATA?

A su debido tiempo, el guitarrista más retraído de la banda volvió al escenario. No parecía que hubiese estado esperado el llamado.

“Así que al fin se mejoró”, comentó YOSHIKI poniéndose de pie para abrazar a su compañero. “¿Quieres decir algo?”

“Estoy de vuelta en Londres”, dijo PATA, haciendo una breve reverencia antes de devolverle el micrófono a YOSHIKI y retirarse del escenario.

“Debemos disculparnos por el retraso del álbum. Sé que debía estar a la venta hace casi un año”, dijo YOSHIKI. “Les prometo que falta poco. Está algo así como 99% listo, le estamos dando los toques finales. Hoy vamos a grabar sus voces y ToshI les enseñará a cantar”.

“Soy su maestro”, soltó ToshI sonriendo al tiempo que YOSHIKI se acomodaba frente a su piano, “Kiss the sky”.

YOSHIKI comenzó a tocar solo para frenar de golpe y alcanzar su micrófono. “Lo siento, olvidé decir que la canción se llama Kiss the sky”.

“Ya les dije”, le aseguró ToshI entre risotadas.

YOSHIKI volvió a empezar pero se detuvo por segunda vez: “ToshI les cantará la letra y luego ustedes, chicos, van a cantar ‘whoa, whoa, whoa’”.

“Lo sabían”, agregó con ironía el vocalista. Su compañero volvió a empezar por tercera vez, tímidamente, y esta vez dejó que su vocalista guiara al público durante el estribillo del ‘whoa, whoa, whoa’.

“Ustedes son impresionantes… ¡ahora podemos terminar el álbum!” exclamó YOSHIKI, quedándose inicialmente en el piano mientras los demás se rezagaban en la oscuridad para Beneath the Skin, una canción compuesta por SUGIZO para la superbanda que formaran él y YOSHIKI, S.K.I.N.. Tras ella, la banda le cedió el escenario a PATA, quien se ubicó en el centro para un shred de estilo blues de antaño. A continuación le dio su lugar a HEATH, quien dejó caer algunos solos mientras se paseaba por el escenario, viéndose definitivamente elegante. PATA volvió y los dos intercambiaron punteos hasta que ToshI reapareció con una chaqueta sencilla.

Fue allí, con PATA a su izquierda y HEATH a su derecha, que el trío comenzó a tocar DRAIN bajo un remolino de luces rosadas y azules. Hubo un cambio temporal de ánimo cuando los tres dieron lugar a SUGIZO, quien se adentró en la penumbra, violín en mano, vistiendo una gabardina de Union Jack. Un silencio reverencial y extraño se instaló en el estadio mientras hacia una versión solemne de Life on Mars, de David Bowie.

A continuación vino su canción más reciente, La Venus, en la que YOSHIKI iba y venía entre el piano y la batería. En el intertanto y totalmente ajeno a su carácter habitual, SUGIZO se mantuvo casi igual de quieto que PATA y HEATH durante toda la canción, aún cuando fuentes de chispas se encendieron al comienzo del segundo coro. Al acabar la canción, ToshI y YOSHIKI volvieron a quedar solos para un nuevo MC.

“Muchas gracias por estar aquí. Como saben, X JAPAN tiene una historia bastante triste, pero gracias a ustedes seguimos aquí”, dijo YOSHIKI, caminando hacia los peldaños de su plataforma mientras el público vitoreaba, claramente agradecidos por el cumplido. “Por cierto, ¿escucharon la banda sonora? ToshI, ¿tú la escuchaste?”

“Sí, compré tres copias”, respondió ToshI. Entonces, YOSHIKI le habló al cantante sobre las tres ediciones de We are X Soundtrack que estarían disponibles tras el concierto, ToshI fingió estar fascinado con cada una de ellas. YOSHIKI también explicó que habían hecho una nueva versión de Without You, lo que interrumpió las sesiones para el álbum.

“Intentamos y salimos con diversas excusas”, rió nervioso, “pero, como dijimos, vamos a lanzar un álbum nuevo. El día está cerca. La parte de ToshI está lista”.

“¿De verdad?”, lo interrumpió el cantante.

“Creo”, respondió él.

“Eso espero”, bromeó ToshI, y YOSHIKI regresó a su piano.

“Para la canción que sigue queremos intentar y lograr transmitir el mensaje de que nada es imposible”, comenzó YOSHIKI, haciendo sonar las teclas. “ToshI, di algo”.

“¿Decir algo?”, respondió él, “¿Say anything?”

“¿Quieren escucharla?” preguntó YOSHIKI a la multitud, algo reacio de comenzar a tocar. Aun así, vino una breve versión a coro del estribillo de la famosa balada.

“Les juro por Dios que no estaba en el setlist”, insistió YOSHIKI y comenzó con la introducción de Born to be Free mientras el resto de la banda se les unía, luego corrió a su batería para ponerse su cuello ortopédico justo a tiempo para el riff de apertura de SUGIZO. Cerca del final, HEATH y los dos guitarristas permanecieron en silencio para el puente acústico, luego volvieron a tocar cuando una hilera de bombas de humo explotó en la parte delantera del escenario, alzando una enorme nube hasta el techo.

Tras ello, se apagaron todas las luces del escenario, excepto la de ToshI, al aparecer la imagen de hide y de su guitarra Fernandes “YELLOW HEART” en la pantalla principal. La breve aparición del Pink Spider fue recibida con aplausos y con muchos gritos de “¡hide!” cuando ToshI y él comenzaron la emotiva introducción de Kurenai, tal como lo hicieran en el Tokyo Dome 20 años atrás.

“¡Kurenai!”, gritó ToshI al tiempo que la imagen de hide se desvanecía, dando pie a un bombardeo de serpentinas sobre el público. Miles de voces acompañaron a la del cantante mientras se paseaba por el escenario, siendo iluminado de forma apropiada en diferentes matices de rojo. En el corte instrumental se quedó atrás, junto a la batería de YOSHIKI, golpeando platillos de forma esporádica con una baqueta extra mientras SUGIZO y PATA sacaban adelante su solo conjunto.

“¡Gracias!”, gritó el cantante mientras HEATH, PATA y él bajaban del escenario, estando él aún bajo una luz carmesí profunda. A continuación, YOSHIKI bajó para rendir honor a su tradicional lanzamiento de baquetas al público, como recuerdo. Para no quedarse atrás, SUGIZO esperó a que el baterista acabara antes de correr y arrojar su botella de agua a los asistentes.

Bastó con que el guitarrista se bajara del escenario para que los coreos por un encore comenzaran.

Lee “X JAPAN en El SSE Arena, Wembley – Parte 2” en los próximos días.
artistas relacionados
conciertos y eventos relacionados
X JAPAN 04/03

X JAPAN
London - United Kingdom
The SSE Arena, Wembley
comentarios
blog comments powered by Disqus
galería
anuncios