El regreso de ASIAN KUNG-FU GENERATION a México

reportaje - 22.07.2017 08:36

Con una gran mezcla de éxitos y sentimientos desbordados, ASIAN KUNG-FU GENERATION rockeó con todos una vez más.

Casi dos largos años pasaron para que El Plaza Condesa acogiera a todos los fans de ASIAN KUNG-FU GENERATION por segunda ocasión. Como la vez anterior, los boletos estaban completamente agotados y los fans llegaron desde muy temprano para asegurar un buen lugar. Adentro, justo al centro del recinto se podía ver el logo de la banda que formaba un ave, mismo que estaba iluminado en tonos violetas y que fue el fondo perfecto para las selfies de los asistentes que esperaban pacientemente. Por todos lados se escuchaba a los fans conversando sobre el concierto anterior, y aunque la “sorpresa inicial” por ver a Ajikan por primera vez ya no existía en la mayoría de los fans, la emoción por tenerlos de vuelta era palpable en el ambiente.

Todos contaban los minutos para que empezara el concierto, y a las 20 h una figura salió al escenario en medio de los gritos de algunos; sin embargo, hubo un sentimiento de desilusión general al notar que se trataba de un técnico encargándose de los últimos detalles y probando los instrumentos para que todo estuviera en orden. Tras un par de minutos, la audiencia comenzó a aplaudir ordenadamente para animar a la banda a salir, y de inmediato comenzó el típico “ole, ole, ole, ole, Ajikan, Ajikan”. 10 minutos después, las luces generales se apagaron para dejar iluminado únicamente el logo de la banda al tiempo que Takahiro, Kiyoshi, Gotoh y Kensuke entraron a escena en medio de las ovaciones de los fans. Sin perder un segundo más, Kouya wo Aruke sacudió a todos los asistentes y marcó un inicio lleno de energía. El público, compuesto en su mayoría por jóvenes adultos, empezó a compactarse en las primeras filas para después brincar y levantar los brazos al ritmo de la canción, y comenzar a entregarse a los músicos que tenían enfrente. Tanto fans como artistas se veían felices de volver a verse.

Kensuke y Kiyoshi marcaron el ritmo para que los fans comenzaran a aplaudir durante Blue Train, y Gotoh se unió a ellos agitando su cabeza al ritmo de la canción. Atrás, en la zona general, un pequeño de ocho años aproximadamente, en hombros de su padre, comenzó a imitar a Gotoh, y no dudó en aplaudir y cantar con singular alegría. La respuesta de la audiencia era tan cálida que la alegría de ASIAN KUNG-FU GENERATION se reflejaba en el rostro de cada uno de ellos. Sin embargo, el inicio lento de Kakato de ai wo uchinarase mermó la energía del Plaza por unos minutos, antes de que los brazos que formaban un lento vaivén al ritmo de la canción se convirtieran en aplausos y puños en el aire. Con cada “always, always” todos brincaban tan efusivamente que el piso del Plaza Condesa comenzó a temblar.

“¡Gracias!” gritó Gotoh en respuesta a las muestras de cariño antes de saludar a todos con un breve “¡Hola, somos ASIAN KUNG-FU GENERATION!” y sin más preámbulos encendió los ánimos de todos con la rockera After Dark. Después de esto, las luces se apagaron, pero eso no evitó los gritos que se propagaron por todo el recinto al inicio de Re:Re:. Como siempre, los músicos de Ajikan hicieron magia en el escenario, mostrándole al Plaza Condesa lo que mejor sabían hacer: llegar a los corazones del público. La gente no se detuvo en ningún momento y los gritos de euforia se propagaron de boca en boca. No hacían falta los escenarios ostentosos o las luces estroboscopicas para que los fans se divirtieran como niños.

Las guitarras de Gotoh y Kensuke dieron inicio a N.G.S, misma que los fans corearon al unísono, saltando una y otra vez en el recinto. Aunque eso sí, a pesar de la emoción de todos, el respeto estuvo presente entre los asistentes al evento. Con Yoru No Call la banda se acercó al público para dedicarles algunas palabras en español con una pronunciación realmente agradable. Un "¡Gracias" y un "Hola, ¿cómo están?" eran lo que los asistentes necesitaban para retomar fuerza, componer la garganta y llenar el recinto con sus gritos. A diferencia de otros conciertos, esta vez la mayoría de los asistentes mantuvo sus celulares en el bolsillo para dedicarse a escuchar, ver y disfrutar de ese inmejorable espectáculo que estaba montando ASIAN KUNG-FU GENERATION. Para la gran mayoría era más importante saborear cada gota de sinfonía antes de que terminara la noche.

La delirante combinación de ritmos que enmarcaba Imamuragasaki Jane dio paso a un mar de luces azules que envolvían el escenario para darle el perfecto inicio a la épica Understand, misma que no sólo fue coreada con total devoción, sino que, en el intermedio de la canción, las palmas acompañaron a los artistas. Al llegar a 1.2.3.4.5.6. Baby, Gotoh contó en español, sorprendiendo así a los fans y recibiendo de parte de todos un grato recibimiento, así como los cánticos de cada uno de los asistentes que derramaban amor por la agrupación. A este mágico momento le siguieron Blood Circulator, Kimi No Machi Made y Loop and Loop sin dejar espacio para respirar o para pensar en nada más que en el momento, y dirigieron a todos de la mano hasta Rewrite, canción con la que todos y cada uno de los presentes en El Plaza Condesa se transportó a otra época, rememoró algunas de sus andanzas y lo reflejó en la mirada. En todas partes podían verse las sonrisas que se transformaban en gritos o en cánticos que derrochaban felicidad.

Wonder Future, Solanin e Ima wo Ikite llegaron para cerrar con broche de oro la primera parte de esta enérgica presentación y, tras apagarse las luces, los asistentes se tomaron un par de minutos para revivir un poco antes de volver a aclarar sus gargantas y gritar el clásico “ole, ole, ole, ole, Ajikan, Ajikan” para pedir más. Aún tenían energía para más, y lo demostraron al recibir con una gran ovación a la agrupación, que volvió con la bandera de México y con unas camisetas personalizadas del equipo mexicano de béisbol, los "Diablos Rojos", que su club de fans les había obsequiado horas antes. Con este gran detalle para sus fans, ASIAN KUNG-FU GENERATION volvió con energías recargadas para darle un cierre épico a la noche.

Wakusei y Korogaru Iwa, Kimi Ni Asa Ga Furu fueron las primeras elegidas para darle fin al concierto; sin embargo, Haruka Kanata, que probablemente era la más esperada por la mayoría, fue la cereza del pastel. Con esta canción, ASIAN KUNG-GU GENERATION despertó del interior de los asistentes ese espíritu luchador, el compañerismo y el cariño que inculcó esta canción en ellos. Fuertes y valientes, con las manos en alto, grandes saltos y los gritos de júbilo completamente desbordados, los asistentes y Gotoh, Takahiro, Kensuke y Kiyoshi entregaron su corazón por completo esa noche, y se despidieron con la esperanza de volver a encontrarse en un futuro no muy lejano.


Setlist:

01 Kouya wo Aruke
02 Blue Train
03 Kakato de ai wo uchinarase
04 After Dark
05 Re:Re:
06 N.G.S
07 Omatsuri No Ato
08 Yoru No Call
09 Imamuragasaki Jane
10 Understand
11 1.2.3.4.5.6. Baby
12 Blood Circulator
13 Kimi No Machi Made
14 Loop and Loop
15 Rewrite
16 Wonder Future
17 Solanin
18 Ima wo Ikite

Encore

E1 Wakusei
E2 Korogaru Iwa, Kimi Ni Asa Ga Furu
E3 Haruka Kanata


¡No te pierdas la galería completa del concierto de ASIAN KUNG-FU GENERATION en nuestra página de Facebook!

artistas relacionados
conciertos y eventos relacionados
ASIAN KUNG-FU GENERATION 08/07

ASIAN KUNG-FU GENERATION
Sao Paulo - Brazil
Transamérica Expo Center
ASIAN KUNG-FU GENERATION 09/07

ASIAN KUNG-FU GENERATION
Sao Paulo - Brazil
Transamérica Expo Center
ASIAN KUNG-FU GENERATION 12/07

ASIAN KUNG-FU GENERATION
Lima - Peru
Centro de Convenciones Barranco Arena
ASIAN KUNG-FU GENERATION 14/07

ASIAN KUNG-FU GENERATION
Mexico City - Mexico
El Plaza Condesa
ASIAN KUNG-FU GENERATION 16/07

ASIAN KUNG-FU GENERATION
Fortaleza - Brazil
Centro de Eventos do Ceará
comentarios
blog comments powered by Disqus
temas relacionados

Eventos en América Latina 2017

galería
anuncios